Coachtraining Ejecutivo:
Y te quejas porque no has sido convocado a esa reunión…, Y qué haces para cambiarlo? Cómo incentivas el deseo de ser parte de algo? O te quedas esperando? Atrévete el mundo es tuyo!.
Joaquín es un hombre normal, con sentido común unos días sí y otros, regular. Se levanta por las mañanas pensando que no quiere ir a trabajar (como casi todos); pero en esta ocasión, piensa que sus compañeros, del mismo nivel profesional, irán a la reunión dónde se elegirá el producto más innovador de esa temporada; y él, no estará.

Él cree que deben convocarle y que “él” no tiene por qué suplicar su acto de presencia. Su lenguaje interior es tremendo: “deben y no tiene que… suplicar”.
Me pregunto en qué momento él se creyó esos argumentos o a quién dejó imbuirse en su inconsciente para que se los creyera.
Esta es una acción intrapersonal que muchos de nosotros acometemos a diario. Y que no nos percatamos del poder del “merme” que esto ocasiona en nuestro “yo interior”. Y por ende, en todas nuestras interacciones con nuestro entorno.
La pregunta que deberíamos hacernos, ¿podría ser ésta?: Y, si me atrevo? Y, ¿ si me atrevo a realizar pequeñas interacciones, nuevas para mí y para el resto?. Y , ¿qué puedan despertar el acercamiento hacia las personas que me rodean? ¿Estarías dispuesto?
Joaquín cambió de estrategia. Se acercó a él mismo y se preguntó: Mis cambios ¿servirán para algo? Y,¿ si me gusta?. Entonces, ¿a qué espero?.
Y algo de … conversación:
1. ¿Qué actitud fue la determinante para que creyera en él mismo?
2. ¿Qué creéis que fue lo primero que cambió?

www.couplingmarketing.com